Idioma:
Día 1

Su guía lo encontrara en el aeropuerto de Ben Gurion / Frontera Allenby Bridge, inmediatamente nos dirigimos a la ciudad santa de Jerusalén! Empezamos con una introducción de la ciudad desde lo alto del Monte de los Olivos, luego caminamos hacia el Jardín de Getsemaní. Si el tiempo lo permite, podemos incluir una visita a la Tumbas talladas en piedra, dedicadas a Absalón, el profeta Zacarías, y los hijos de Hezir. Alojamiento en Jerusalén.

Día 2

Comenzamos con el Muro de los Lamentos, que representa una reliquia del pasado del templo judío, destruida por los romanos. Normalmente Usted puede ver los varios tipos de judíos que vienen a orar en este lugar santo. Si está abierto a los visitantes, ascendemos al Monte del Templo, donde podemos mirar el famoso Domo de la Roca. Luego continuamos a través del mercado árabe (“Suq”) hacia la “vía Dolorosa”, “Ruta del sufrimiento” de Jesús, que nos conduce a la iglesia del Santo Sepulcro, en donde según la tradición cristiana crucificaron y fue enterrado Jesús. Continuamos con la ciudad nueva de Jerusalén. Visitamos Yad Vashem, el monumento del holocausto, y luego la famosa “Menorah” (candelabro) situado delante del edificio del “Knesset” -, el parlamento de Israel.

Alojamiento en Jerusalén.

Día 3

Después de desayunar temprano, nos trasladamos a Nazaret, comenzando el día con una caminata por la ciudad antigua, el mercado (Suq) y la Iglesia de la Anunciación. Saliendo de Nazaret pasaremos por Kafer Cana para continuar hacia Capernaum y visitar la casa de Pedro, luego visitaremos la Iglesia en el Monte de las Beatitudes, en donde se llevo a cabo el Sermón del Monte, y la Iglesia de la Multiplicación de los Panes y los Peces en Tabgha. Continuamos hacia el Monte Carmel para tener una bella vista de la bahía del puerto de Haifa. Concluimos este día con traslado y alojamiento en Jerusalén o Tel Aviv.

Día 4

Dependiendo de su itinerario de vuelo, visitaremos el antiguo puerto de Jaffa, una de las antiguas entradas a la Tierra Santa: A través de esta ciudad los arboles de cedro fueron traídos para  la construcción del templo del rey Salomón, también el profeta Jonás intento huir de Dios, pero lo más importante: desde Jaffa el cristianismo comenzó a ser propagado entre las naciones. Aquí  Pedro vivió en la casa de Simón, tuvo la “visión de la carne”, y aquí él hizo su primer milagro curativo a la pequeña muchacha. Los callejones renovados de Jaffa atraen hoy a muchos artistas, que tienen sus galerías allí. También aprovecharemos de pasear por la vibrante ciudad de Tel Aviv, con sus mercados y playas.

A la hora indicada traslado al aeropuerto de ben Gurion. Fin de servicios.